BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS »

martes, 9 de mayo de 2017

Vivian Maier (1926-2009), la niñera que sacaba fotos.



“Era socialista, feminista, crítica de cine, y no tenía miedo de decir lo que sea. Aprendió Inglés yendo a las obras de teatro que ella amaba. Llevaba una chaqueta de hombre, zapatos de hombre y un gran sombrero la mayor parte del tiempo. Ella estaba constantemente tomando fotos que no enseñó a nadie.”
(John Maloof)



Vivian Maier (1926-2009) sea quizá, el tesoro mayor escondido de la fotografía urbana de nuestro tiempo.

Fue una mujer solitaria y algo excéntrica, con mirada aguda y artística de la realidad cotidiana. Extremadamente reservada, en sus días libres hacía fotos que luego escondía celosamente. Llegó a realizar más de 100.000 fotografías y películas caseras, principalmente de escenas cotidianas de Chicago y Nueva York de los años '50 y '60.


Nacida en Nueva York, de madre francesa y padre austro-hungaro. Pasó su infancia en Francia, pero en 1951 con 25 años y sin su madre, regresa a Estados Unidos donde trabajó durante cuarenta años como niñera.

Su primera cámara fue una Kodak Brownie, cámara de aficionados de 6x9 con una sola velocidad de obturación, sin control de foco y línea de apertura, con pantalla del visor pequeña. 

En 1952, compró la costosa cámara alemana Rolleiflex.

En 1956, se mudó a la zona de Chicago North Shore, donde disfrutó del lujo de un cuarto oscuro, así como de un baño privado. Esto le permitió procesar sus impresiones y desarrollar sus propios rollos de B&W. A medida que fue mudándose de familia en familia, los rollos sin revelar empezaron a acumularse. Momento en el que además, decidió cambiar a la fotografía en color, la mayoría de ellas con una Kodak Ektachrome (película de 35 mm), una Leica IIIc y varias cámaras SLR alemanas.

Maier quedó en la pobreza, viviendo en la calle durante algún tiempo. Pero los chicos a los que ella había cuidado en los '50 le compraron un apartamento y pagaron sus facturas hasta su muerte en abril de 2009. Murió sin descendencia, a los 83 años, en el más absoluto anonimato.

Su legado fue descubierto por cosas del azar, por John Maloof.  Maloof  trabajando en un libro sobre el barrio de Chicago Portage Park, compró en una casa de subasta unas 30.000 copias y negativos. Después de darse cuenta de la calidad del material, Maloof adquirió un lote más y ahora es el propietario de 150.000 negativos, cientos de rollos de películas caseras, entrevistas en audio, cámaras fotográficas y documentos.
















































Anne Geddes, la fotógrafa de recién nacidos



















“A mis fotografías las une el mensaje de proteger la nueva vida y lo que significan los bebés en nuestro futuro. Y eso nunca ha sido tan relevante como hoy, con las cosas terribles que están pasando en lugares como Siria.” 
 (Anne Geddes) 


 La fotografía de Newborn (recién nacidos) es una tendencia a la que cada vez se inclinan más los fotógrafos. Nació en Estados Unidos en la década del '90, siendo la fotógrada australiana Anne Geddes una de las impulsoras que marcó tendencia, creando mundos imaginarios en donde los bebés se convierten en abejas, mariposas, hadas y otro personajes fantásticos. Esta tendencia tiene por objeto resaltar la belleza natural de cada recién nacido.

Lo fundamental es cuidar la seguridad del bebé y que estén cómodos para obtener mejores resultados.
®Anne Geddes






®Anne Geddes




































®Anne Geddes

®Anne Geddes

®Anne Geddes

®Anne Geddes

®Anne Geddes

®Anne Geddes

®Anne Geddes

®Anne Geddes

®Anne Geddes

®Anne Geddes

®Anne Geddes


®Anne Geddes

®Anne Geddes

®Anne Geddes

®Anne Geddes

®Anne Geddes

®Anne Geddes

®Anne Geddes





®Anne Geddes

®Anne Geddes

®Anne Geddes

®Anne Geddes

®Anne Geddes

®Anne Geddes

®Anne Geddes

®Anne Geddes

®Anne Geddes